La Ciclosporina es un medicamento utilizado para deprimir la respuesta inmune de pacientes transplantados. Además, es un péptido no ribosomal cíclico de 11 aminoácidos (undecapéptido). Se produce por el hongo Tolypocladium inflatum Gams, aislado inicialmente de una muestra de suelo noruego.

¿Qué es la Ciclosporina?

La ciclosporina es un fármaco inmunosupresor del grupo de los inhibidores de la calcineurina, de acción rápida y eficaz. Es un fármaco clásicamente utilizado para evitar el rechazo en individuos sometidos a trasplantes de órganos.

Está disponible en su forma original y también como otro producto que ha sido modificado (alterado) para que el organismo pueda absorberlo mejor. El organismo absorbe en distintas proporciones la original y la modificada, de modo que no se puede sustituir una con la otra.

Por otra parte, se usa para la psoriasis y la dermatitis atópica. También, se utiliza en la artritis reumatoide y enfermedades relacionadas, aunque sólo en los casos más severos. Incluso, ha sido investigada para el uso en muchos otras enfermedades autoinmunes.

Efectos secundarios de la Ciclosporina

Efectos secundarios comunes:

  • mayor crecimiento de vello en la cara, los brazos o la espalda
  • crecimiento de tejido adicional en las encías
  • temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo
  • ardor u hormigueo en las manos, los brazos, los pies o las piernas
  • dolor en los músculos o las articulaciones
  • agrandamiento de los senos en los hombres
  • dificultad para dormirse o permanecer dormido

Efectos secundarios graves:

  • sangrado o moretones inusuales
  • coloración amarillenta en la piel o los ojos
  • alteraciones del comportamiento o del estado de ánimo
  • dificultad para controlar los movimientos del cuerpo
  • confusión
  • manchas moradas en la piel
  • hinchazón de las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrilla

Contraindicaciones

La Ciclosporina puede aumentar el riesgo de contraer una infección o desarrollar cáncer, sobre todo linfoma o cáncer de piel. Además, este riesgo puede ser mayor si se toma con otros medicamentos que disminuyen el funcionamiento del sistema inmunológico. También podría causar presión arterial alta y daño renal.

Finalmente, no se recomienda en pacientes con enfermedades autoinmunes con alteración de la función renal o hipertensión arterial no controlada.

¿Por qué es importante tomar la dosis adecuada de Ciclosporina?

Cada organismo reacciona de forma diferente a cada medicamento.  Por ello se realizan exámenes para determinar el nivel de Ciclosporina a nivel plasmático. Gracias a este examen se puede determinar si la dosis utilizada es la adecuada o debe ajustarse. En definitiva, permite disminuir el riesgo de sobredosis o efectos adversos.

Pin It on Pinterest