Lamotrigina: FDA advierte sobre serios efectos adversos  de medicamento para las convulsiones y el trastorno bipolar

 

La lamotrigina (lamictal) es una feniltriazina utilizado como medicamento para la epilepsia (con características semejantes a la fenitoína) y el trastorno bipolar (funciona como estabilizador del ánimo). Recientemente la US Food and Drug Administration (FDA) advirtió que puede causar una reacción rara pero muy grave que activa en exceso el sistema inmunológico.

La lamotrigina se usa sola o con otros medicamentos para tratar las convulsiones en pacientes de dos años o más. También se emplea como tratamiento de mantenimiento en pacientes con trastorno bipolar para ayudar a retrasar la aparición de episodios de estado de ánimo como depresión, manía o hipomanía.

Reacción adversa a la lamotrigina

En algunos pacientes el uso de lamotrigina puede causar una reacción descontrolada del sistema inmune. Ésta se conoce como linfohistiocitosis hemofagocítica (HLH) y puede ocasionar problemas graves en células y órganos sanguíneos como el hígado, los riñones y los pulmones. La HLH se manifiesta con una fiebre persistente superior a 38,3 C°, y sarpullido.

Se puede establecer un diagnóstico de HLH si un paciente tiene al menos cinco de los siguientes síntomas:

  • fiebre y sarpullido
  • bazo agrandado
  • citopenias
  • niveles elevados de triglicéridos o bajos niveles de fibrinógeno en la sangre
  • altos niveles de ferritina en la sangre
  • hemofagocitosis identificada a través de la biopsia de médula ósea, bazo o ganglio linfático
  • disminución o ausencia de la actividad celular natural asesino (NK)
  • niveles sanguíneos elevados de CD25 que muestran activación prolongada de las células inmunes

Precauciones

No es posible saber qué pacientes pueden presentar HLH, por lo que siempre se recomienda comenzar el tratamiento con una dosis baja. Luego de varias semanas en que no se observan reacciones adversas puede comenzar a ajustar la dosis.

Los profesionales de la salud deben ser conscientes de que el reconocimiento rápido y el tratamiento temprano son importantes para mejorar los resultados de la HLH y disminuir la mortalidad.

Los pacientes o sus cuidadores deben contactar a sus profesionales de la salud de inmediato si experimentan algún síntoma de HLH mientras toman lamotrigina. Suspender la lamotrigina sin consultar primero con un profesional puede provocar convulsiones no controladas o problemas de salud mental nuevos o que empeoran.

La importancia de una dosis adecuada

Para controlar la reacción de cada persona a este medicamento es importante administrarlo con precaución. Debe probarse, en principio, con la dosis mínima, para luego aumentarla paulatinamente de acuerdo a su efectividad.

Se puede determinar la dosis exacta por medio del examen qué mide las concentraciones de lamotrigina a nivel plasmático. Gracias a este examen el doctor puede regular la cantidad de mg. que necesita cada paciente.

Pin It on Pinterest